Man of Steel (El hombre de acero) (2013)

Man of Steel (2013)
Man of Steel (El hombre de acero) (2013). Fuente: IMDb
  • Título original: Man of Steel
  • Título en España: El hombre de acero
  • Año: 2013
  • Géneros: acción, aventuras, fantasía, ciencia ficción
  • Director: Zack Snyder
  • Escritores: David S. Goyer (guión e historia), Christopher Nolan (historia), Jerry Siegel (creador de Superman), Joe Shuster (creador de Superman)
  • Duración: 143 min.
  • Países: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido
  • Nota IMDb: 8.0/10
  • Nota: 4/5

Tras esa Superman Returns (2006) que tantos palos se llevó —aunque a mí no me pareciera tan mala—, Warner consideró necesario un reinicio cinematográfico del que seguramente sea el superhéroe más conocido por todos. El resultado es Man of Steel (El hombre de acero), que se estrenó en España el pasado 21 de junio y de la que hablaré en esta entrada.

Antes de nada, decir que aunque ya sabía que esta no iba a ser una película de Superman al uso, me sorprendió en muchos aspectos; y no siempre positivamente.

Como a estas alturas seguramente ya habrá visto la película todo el que pensara hacerlo, voy a hablar abiertamente de ella, así que si no la habéis visto aun, huid, que habrá spoilers a partir de aquí.

La historia comienza con el nacimiento de Kal-El (Superman, vamos) en Kripton; toda esta parte kriptoniana y la protagoniza Jor-El, su padre biológico y está llena de acción. Tras esta introducción, nos situamos en el presente, con un Clark ya adulto y dando vueltas por el mundo ayudando a la gente desde el anonimato.

Cambios con respecto a las películas clásicas y Superman Retuns, que fue continuación de estas, hay muchos. Por ejemplo, Perry White en esta ocasión es negro, algo que ya sabía y me daba igual, de hecho lo que me llamó la atención de Laurence Fishburne fue su sobrepeso —¿qué te ha pasado, Morfeo?—. Pero eso de que no haya ni rastro del Clark Kent periodista de gafas y traje no me lo esperaba para nada, y no me pareció mal. Al final, eso sí, acabó saliendo.

Pero vayamos por partes, estas son algunas de las cosas que no me convencieron de Man of Steel:

  • No queda nada claro de dónde sale la nave que había enterrada ni qué hace el traje en ella. Creo que algo explican en el comic precuela, pero en la película desde luego todo parece un poco raro.
  • El códice que se lleva Jor-El. No sé muy bien para qué servía ni, especialmente, para qué almacenó la información que contenía en el cuerpo de su propio hijo. No sé, todo muy raro. Vale que necesiten una excusa para que Zod vaya a buscar a Clark. pero creo que podrían haber encontrado algo mejor.
  • Tampoco me convenció la muerte de Jonathan Kent. Clark podría haberlo salvado perfectamente, pero el padre le hace un gesto para que se quede quieto y él va y le obedece… ¡venga ya! Una escena que tendría que haber sido emotiva a mí me pareció simplemente absurda.
  • Creo que el general Zod está demasiado exagerado como personaje, no sé si es culpa del actor, del guión o solo una impresión mía.
  • Y, siguiendo con Zod, eso de que se adapte tan rápido a sus nuevos poderes en la Tierra cuando se lo propone después de que casi le dé un chungo la primera vez que se expone al exterior sin casco… Que sí, que es un guerrero y está acostumbrado a adaptar sus sentidos y todo el rollo ese, pero no sé, a mí me chocó.

Pero no todo me pareció malo, desde luego, de hecho en general la película me gustó bastante, no hay más que ver la nota que le he puesto. Estos son algunos puntos concretos que me resultaron positivos:

  • Me ha parecido un gran acierto contar la infancia y juventud de Clark dosificada en varios flashbacks, de otra forma creo que se podría haber hecho pesada.
  • El reparto. Exceptuando a Michael Shannon (Zod), que ya he dicho que no me entusiasmó, el resto de los actores y actrices me parecieron bastantes buenos en sus papeles.
  • El enfoque diferente. Es Superman, todo el mundo conoce el personaje y su historia, pero me ha resultado refrescante el cambio en la forma de contarlo todo. Ese Clark sin afeitar, sin gafas ni traje trabajando en un barco, por ejemplo, no tiene nada que ver con su imagen clásica.
  • La violencia de las peleas y la bestial destrucción que causan, inevitable en una pelea de gente con ese poder. Smallville la dejan mal, pero la ciudad —Metrópolis, supongo, aunque no se nombre en ningún momento que yo sepa— la dejan hecha una auténtica ruina.
  • Superman se ve obligado a matar a Zod para salvar la vida de la gente y lo pasa mal, como corresponde al personaje, siempre tan correcto. Aunque las vidas que se perderían durante las peleas y la destrucción de Metrópolis no pareció notarlas (otro punto negativo). De todas formas, yo desde luego me sorprendí mucho con ese final de Zod.
  • Cuando finalmente hace su aparición Clark Kent como periodista en el Daily Planet lo hace sin engañar a Lois, que al menos en esta ocasión no es tan idiota como para no darse cuenta de su identidad, un detalle que agradezco enormemente.

Y para terminar, un par de curiosidades. El logo de LexCorp sale, al menos, una vez: en una furgoneta que acaba mal durante una de las peleas. ¿Será Lex Luthor el enemigo a batir en la segunda parte? Sería lo más normal, creo yo, es el más conocido de sus enemigos. Según parece también sale un satélite de Wayne Enterprises, la empresa de Bruce Wayne (ya sabéis, Batman), aunque ese detalle se me pasó. Si os gustan este tipo de cosas, aquí hay una recopilación.