La historia de Zoë

Portada de La historia de Zoë
Portada de La historia de Zoë. Fuente: PlanetadeLibros.com
  • Título: La historia de Zoë
  • Título original: Zoe’s Tale
  • Saga: La vieja guardia 4
  • Año de publicación: 2008
  • Número de páginas: 319
  • Nota: 3/5
  • Autor: John Scalzi
  • Blog del autor: Whatever
  • Sinopsis:

    ¿Cómo cuentas tu participación en el relato más grande de la historia? Lo pregunto porque es lo que tengo que hacer. Soy Zoë Boutin-Perry: miembro de una colonia aislada en un letal mundo pionero. Sagrado icono de una raza de alienígenas. Jugadora y peón en una partida de ajedrez interestelar para salvar a la humanidad, o para verla caer. Testigo de la historia. Amiga. Hija. Humana. Diecisiete años.

    Todos en la Tierra conocen la historia de la que formo parte. Pero no conocen mi propia historia: cómo hice lo que hice, lo que tuve que hacer, no sólo para seguir viva, sino para que vosotros también siguierais con vida. Ahora me dispongo a contarlo, todo, de la única forma que sé: directa y sincera, para que sintáis lo que yo sentí; la alegría y la incertidumbre, el pánico y el asombro, la desesperación y la esperanza. Todo a través de mis ojos. Ya conocéis esta historia. Pero no la conocéis toda.

Como ya dije en la reseña de La colonia perdida, cuando vi que La historia de Zoë contaba casi la misma historia que aquel pero desde el punto de vista de Zoë, estuve tentado de dejar ahí la saga. Al final me pudo la curiosidad, aunque no tenía muchas esperanzas de que estuviera a la altura del resto de novelas. Tenía razón, no lo está, pero me ha gustado de todas formas. Más de lo que esperaba.

Scalzi hace, en mi opinión, un buen trabajo en la tarea de meterse en la piel de una adolescente, pero claro, es una adolescente y consecuentemente tiene pensamientos de adolescente. Esto hace que haya partes un poco ñoñas, sobre todo al principio. Pero poco a poco mejora, Zoë es un buen personaje, y ¡tiene el sentido del humor de John Perry!

Al autor no se le da mal eso de los puntos de vista, sea el de John Perry en La vieja guardia y La colonia perdida o el de Jane Sagan y Jared Dirac en Las Brigadas Fantasma o el de Zoë en el caso que nos ocupa. Deja entrever bastante bien la personalidad de cada personaje en sus puntos de vista, especialmente cuando usa la narración en primera persona, como hace de nuevo en este caso.

Se centra mucho más en el terreno personal que en las anteriores novelas. Hay varias partes que salieron de pasada en el tercer libro y que aquí se ven con más detalle, como cierto viaje de Zoë que sin duda recordaréis si lo habéis leído y que es la parte más interesante del libro. Pero también se cuentan cosas de las que no sabíamos nada hasta ahora. Y, claro, cosas que ya sabíamos desde el punto de vista de la protagonista. Esto último es lo que se hace más pesado de leer. Yo recomiendo su lectura si os ha gustado el resto de la saga, pero no lo leáis si tenéis La colonia perdida muy reciente. No seáis impacientes como yo, dejadlo reposar un poco.