Ready Player One

Portada de la edición española de Ready Player One
Portada de la edición española de Ready Player One
  • Título: Ready Player One
  • Autor: Ernest Cline
  • Número de páginas: 464
  • Blog del autor: Ernie's Blog
  • Sinopsis:

    Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar.

Hace ya un par de semanas que me leí este grandísimo libro y no podía dejar pasar la oportunidad de hablar de él aquí.

Ready Player One es una novela de ciencia ficción llena hasta los topes de referencias a series, películas, comics, videojuegos, juegos de rol, música..., especialmente de la década de los 80.

La historia transcurre en un oscuro futuro inmerso en una crisis energética global. Como en el mundo real va todo tan mal, la gente se refugia en Oasis, una suerte de videojuego masivo online. Solo que decirlo así es quedarse corto, muy corto. A OASIS, Simulación de Inmersión Sensorial Ontológica Antropocéntrica (Ontologically Antrhopocentric Sensory Immersive Simulation) se conectan con un visor, que permite disfrutar de esta realidad virtual en 3D y sin interferencias sensoriales externas, y unos guantes hápticos, que facilitan la interacción proporcionando feedback de lo que pasa en este entorno online. El universo de Oasis está compuesto por miles de planetas con ambientes que van desde la fantasía épica hasta el cyberpunk, pasando por zombies o cualquier temática imaginable. Hay planetas tecnológicos donde no se puede usar la magia, otros donde se puede usar magia, pero no funciona la tecnología y otros donde están disponibles ambas opciones. Incluso la educación tiene cabida en este gigantesco universo virtual; de hecho, la educación pública está plenamente integrada en Oasis, donde hay un planeta llamado Ludus enteramente dedicado a ello, con cientos de campus escolares.

Y este es el ambiente donde se desarrolla la aventura de Wade Watts, uno de los muchos gunters que van tras el huevo de pascua (gunter = egg + hunter, cazadores del huevo) que el recientemente fallecido creador del juego ha dejado en algún lugar de su interior y que hará que quien lo encuentre se convierta en el heredero de toda su fortuna. Y como este millonario en cuestión estaba obsesionado con los 80, todos los gunters se convierten también en expertos en la materia (de ahí las referencias que comentaba más arriba) para conseguir encontrar las pistas que llevan al secreto que los hará asquerosamente ricos.

El libro engancha como no os podéis imaginar, sobre todo si os gustan las referencias ochenteras que plagan el libro; a mí me encantan, claro. Y no es que haya acción a cada instante, aunque ¡menudo ritmo tiene!, pero los momentos en que no la hay Cline se las ha arreglado para hacerlos muy amenos. Vamos, yo solo con la descripción de Oasis ya babeaba y me recordaba mucho mis días de vicio al World of Warcarft, salvando las distancias. Y ojo, que el camino hacia el premio gordo no es cosa fácil, incluso hay una malvada corporación que pretende adelantarse a los gunters y que no escatimará en medios para lograrlo, aunque para ello tenga que saltarse la ley...

Extremadamente entretenida, deliciosamente perfecta. Que me ha encantado, vaya, ¿se ha notado?

Y por si aun no os he convencido, aquí tenéis el book trailer (sigue sorprendiéndome esta moda de los trailers de libros):